Lujo, alimentos exóticos, y exhibiciones de poder.

Los romanos hacían generalmente cuatro comidas al día, pero la cena era la más importante de ellas. Desde hacerlas en un entorno familiar, hasta las fiestas más lujosas, llenas de excesos.

De hecho, las cenas eran principalmente una excusa para la demostración de poder que realizaba el pater familias con sus círculos más exclusivos, muchas veces con intenciones políticas o intereses económicos.

Entre estos platos, se encontraban “manjares” tales como tetilla de cerda, sesos de faisán, lenguas de flamenco…

En la sala destinada a tal fin, el triclinium, se disponían generalmente 3 lechos, donde se tumbaban los comensales, y en el centro se ponía una mesa redonda para colocar los alimentos. Un esclavo decía a cada uno donde debía sentarse, generalmente en función de su estatus.

Triclinium romano, con la cena servida.

Pero, ¿qué comían? Como parte de la demostración de poder, se servían platos exóticos y lujosos. La cena solía consistir de 7 platos, comenzando por aperitivos, gustatio, entre los cuales se incluían ostras, o dátiles. A continuación se servían varias entradas y platos fuertes, y finalmente un postre que se degustaba con vino. Entre estos platos, se encontraban “manjares” tales como tetilla de cerda, sesos de faisán, lenguas de flamenco, higos africanos, o carne de avestruz, sin olvidar otra de las delicias, los talones de camello.

Tal era la cantidad de comida servida en algunos banquetes, que los comensales se retiraban al vomitorium, se introducían plumas de pavo real por la garganta, y se inducían el vómito para poder seguir comiendo.

…tras acabar, se pasaba a la commissattio, o básicamente, a emborracharse.

Durante la cena solía haber música en directo y actuaciones, y tras acabar, se pasaba a la commissattio, o básicamente, a emborracharse.

Si así celebraban las cenas, no queremos ni pensar qué harían en Nochevieja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.